Top
ViveUVM / Vive  / Esperar un like puede afectarte más de lo que imaginas
smartphone afecta nuestra concentracion

Esperar un like puede afectarte más de lo que imaginas

Imagínate vivir un día sin celular. ¿Aguantarías? Visualiza 24 horas de tu vida diaria sin tomarte una selfie, sin pensar en compartir una imagen y estar pendiente de los likes que recibes. ¿Resistirías eso? Actualmente el smartphone afecta nuestra concentración y nos distrae de otros asuntos que pueden afectar tu vida escolar, amorosa o social.

 

 

El smartphone afecta nuestra concentración

 

Puede ser que tengas examen mañana, que sea el cumpleaños de tu mamá o por fin se te haga salir al cine con tu crush, pero tus pensamientos y emociones son prisioneras de las preocupaciones que te causa tu teléfono móvil y de plano ignoras lo demás porque tu mente está dispersa en el aparato.

 

 

 

Distracción y adicción

 

smartphone afecta nuestra concentracion

 

¿Sabías que observas la pantalla de tu celular entre 80 y 110 veces al día, o más, para tranquilizar tus expectativas de saber si te quieren, caes bien o eres invisible para alguien? Bueno, esos nervios u obsesión por descubrirlo provocan descargas de dopamina, neurotransmisor que eleva nuestros niveles adictivos, en este caso al móvil.

 

Gloria Mark, encargada del Departamento de Informática de la Universidad de California Irvine, indicó que el modo compulsivo de revisar redes sociales y correos electrónicos a la espera de una gratificación (like, dislike, inbox, retweet, emoji) es algo similar a unos caramelos digitales.

 

Por consumir dichos “caramelos digitales”, el usuario de tecnologías de la información se ve afectado en capacidades para multitask, cambios de humor y generación de estrés. “Cambiar el foco de atención incrementa el estrés, y que puede tener un impacto en aspectos como la innovación y la productividad”, dijo Mark en su estudio Concentrados despiertos, pero tan distraídos.

 

 

ECHA UN VISTAZO: Preocupaciones comunes que nos distraen al estudiar

 

 

 

 

Aunque esté apagado

 

Resulta que investigadores de la escuela de negocios de la Universidad de Texas realizaron estudios para medir cómo se reduce la capacidad de concentración en los humanos aunque apaguen el celular. Los resultados se publicaron en el Journal of the Association for Consumer Research.

 

En estas pruebas, se descubrió que las personas se enfocaron sólo en la orden de no tomar el teléfono y de no revisar las notificaciones que llegaban a sus smartphones. Es decir, a pesar de no tener contacto directo con el móvil, no pudieron concentrarse en las tareas que les asignaron, ya que la simple presencia del aparato alteraba su atención.

 

 

 

Sin embargo, no todo está perdido. Para sobrevivir en estos tiempos de bombardeos digitales tenemos la opción de desvincularnos poco a poco de esta pequeña afición adquirida con algunas aplicaciones o con mucha fuerza de voluntad (jeje). Deja que todo fluya, take it easy!

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Música ideal para concentrarte 

 

Con información de:

El País

ABC diario