Top
ViveUVM / Vive  / Entre estudiar con música o en completo silencio, ¿qué prefieres?
estudia escuchando música

Entre estudiar con música o en completo silencio, ¿qué prefieres?

Te ha pasado que ves a un compañero con sus audífonos puestos mientras está concentrado en un libro y te preguntas cómo es posible que no se distraiga. Obvio, te saca de onda, sobre todo porque tú acostumbras a leer sin el mínimo ruido alrededor. ¿Y tú eres de los que estudia escuchando música o prefiere el silencio? ¿Cuál opción de estudio prefieres?

 

 

 

Si eres de los que estudia escuchando música

 

 

estudiar escuchando música

 

 

Hay chavos que no tienen problema en prestar atención a sus apuntes. Para nada les causa bronca relajarse con canciones o melodías. De hecho, recurren a este mecanismo para evitar posibles distracciones. Hay de géneros a géneros para estimularse, según los gustos de cada quien.

 

 

Por ejemplo, con base en el efecto Mozart, estudiantes presentan efectos positivos en sus razonamientos espacio temporales gracias a la música clásica de Wolfgang Amadeus. Para algunos chicos es más atractivo serenarse con rock, baladas, e incluso electrónica. Punto a considerar es el volumen, que no debe ser alto.

 

 

Otro factor a tomar en cuenta es la dificultad del contenido que se va a estudiar. Puede haber temas que demanden mayor exigencia de memorización y comprensión, por lo que es mejor recurrir a algo instrumental. En caso de que domines la materia o no te genere complicación, tu playlist puede ser el que tú quieras.

 

 

 

TE SUGERIMOS LEER: Estas son las más preocupaciones más comunes que nos distraen

 

 

Si eres de los que estudia sin ruido

 

estudiar escuchando musica

 

El cerebro es una máquina que de trabajar a marchas forzadas, se agota. ¡También se cansa! Y ese cansancio lo manifiesta con facilidad para distraerse o estrés por no poder aclarar ideas. Una buena solución para alejar tensión mental es instalarse en un espacio que brinde tranquilidad, mucho mejor si es con silencio.

 

Para que los cables de datos que se procesan al estudiar no se crucen, la ausencia de ruido es favorable para la memoria y el aprendizaje de conceptos. Al no haber factores sonoros que interrumpan la concentración, el estudiante se siente en calma y sintonía con su propósito.

 

La contaminación acústica a la que se enfrenta un chico es extensa, porque puede presentarse en casa, en la escuela, en la calle, en la cafetería, sin embargo, es en el hogar donde puede hallar el rincón factible para ponerse las pilas sin grandes molestias como lo es su recámara. Fuera de este núcleo, una biblioteca es lo más recomendable.

 

 

Si eres de los que estudia escuchando música, acércate a alguien que prefiera hacerlo en silencio e intercambien puntos de vista acerca de esto. Por otra parte, si eres de los que disfruta de poner su bocina a todo lo que da y tienes a alguien que estudia cerca de ti, nada cuesta preguntarle si le afecta el ruido o no.

 

ESTO TE PUEDE INTERESAR: Elimina el estrés de forma original

 

Con información de:

CNN