Top
ViveUVM / Lifestyle  / Ten cuidado con estos alimentos que parecen sanos, pero no lo son
alimentos que parecen sanos

Ten cuidado con estos alimentos que parecen sanos, pero no lo son

Cuando buscas estar en línea y llevar una dieta saludable, existen varios elementos que pueden llegar a ponerte el pie. Un claro ejemplo son los alimentos que parecen sanos pero no lo son y que incluimos en nuestra dieta pensando qué estarán haciendo bien a nuestro cuerpo.

 

Spoiler alert, no lo están. Uno de los peligros más grandes de iniciar una dieta sin ayuda profesional son las falsas creencias que nos llevan a pensar que ciertos productos light o bajos en grasas son perfectos para agregar a nuestra dieta. Cuando en realidad estos productos pueden ser peores que los originales.

 

 

Alimentos que parecen sanos pero no lo son

 

Algo que tienes que tomar en cuenta es que dentro de tu resolución de comer de forma saludable debes cambiar todo tu estilo de vida y no solo intercambiar productos por otros parecidos (acéptalo una pizza vegetariana sigue siendo una bomba de calorías).

 

 

Barras de cereal

 

 

¿Decidiste cambiar tus panquecitos por una barras energéticas? Te tenemos una muy mala noticia, este tentempié que te puede parecer super fit, en realidad es una pequeña bomba de azúcar esperando a ser devorada.

 

Si a esto le sumas la gran cantidad de grasas saturadas, que suelen ser muy dañinas para el corazón, se convierten en un verdadero peligro.

 

 

TAMBIÉN LEE: ¿Qué debes comer antes de un examen?

 

 

Azúcar moreno

 

 

Se tiene la creencia de que el azúcar moreno es mucho mejor que el azúcar blanco refinado; por lo que cuando inicias una dieta es de los primeros artículos que cambian en la lista del súper.

 

La mala noticia es que la mayor parte del azúcar mascabado que se comercializa es en realidad azúcar refinado al que se le agregan un poco de extracto de melaza para darle ese distintivo color. Así, al final del día es lo mismo, pero no es igual.

 

 

Ensaladas preparadas

 

 

 

Si crees que cuando vas a algún restaurante de comida rápida y pides una ensalada estás yendo por el camino saludable déjanos decirte que estás muy equivocado. Cuando hablamos de los alimentos que parecen sanos pero no lo son, las ensaladas siempre salen a relucir.

La realidad es que estas ensaladas serían saludables si no estuvieran acompañadas de ingredientes como el pollo frito o trozos tocino. Por si fuera poco le agregamos esos deliciosos aderezos que tienen más calorías que la hamburguesa.

 

 

Yogurt / granola

 

 

Desayunar un plato de yogurt con granola no es nada saludable ya que estos dos elementos tienen una gran cantidad de azúcar agregada y cuando los combinas se multiplica la cuestión.

 

Platicamos con la nutrióloga Cristina Lima sobre esto y ella nos comentó: “He visto con muchísima tristeza como supuestos profesionales de la salud recetan sin cesar yogures comerciales o ‘cereales saludables’ a quienes se acercan a querer bajar de peso, sin estar conscientes de la carga de azúcar, edulcorantes, harinas refinadas, conservadores, e incluso colorantes que contienen, los cuales por supuesto que no van a dejar que tu organismo alcance su verdadero potencial de salud.”

 

 

Jugos de frutas

 

 

Otro de los alimentos que parecen sanos son los jugos. Todos sabemos que el refresco, las bebidas de “té” y los jugos artificiales son pésimos para la salud (y si no lo sabes de una vez te lo advertimos). Lo que muchos no saben es que los jugos de fruta natural no van por buen camino.

 

Si bien estos son mucho mejores que los jugos de bote, la realidad es que la fruta tiene una gran cantidad de azúcar que, aunque saludable, tiene que ser controlada.

 

 

El inconveniente con los jugos de frutas es que no solo se utiliza una pieza de fruta, como lo recomiendan los nutriólogos, sino que llevan tres o más porciones por vaso. Lo que supera en gran medida la cantidad de glucosa recomendada.

 

TE PUEDE INTERESAR: Los mejores tips de los nutriólogos para una vida más saludable